Valentina Tereshkova: La primera mujer que viajó al espacio

El 15 de junio de 1963 Valentina Tereshkova viajó al espacio y se convirtió en la primera mujer en hacerlo.

Aquí tienes todos los detalles acerca de la hazaña de esta valerosa mujer rusa.

En una época donde las mujeres apenas podían ir de una ciudad a otra, esta mujer rusa, tripulando una nave espacial, recorrió la órbita terrestre cuarenta y ocho veces durante casi 3 días.

La nave espacial que abordó Valentina para lograr su hazaña fue Vostok 6 y para tripularla se sometió a un programa de entrenamiento riguroso donde luego fue seleccionada entre varias participantes.

 

Valentina Tereshkova
Simbólica imagen de Valentina Tereshkova con su traje espacial

 

¿Qué hizo Valentina Tereshkova antes de ser cosmonauta?

Aunque parezca increíble, la primera mujer en orbitar la tierra no tuvo una educación especial en sus primeros años y tampoco se destacó por sus habilidades, pues como cualquier adolescente rusa de la época trabajaba en una fábrica y realizaba cursos por correspondencia.

Tal vez sería su impulso de hacer las cosas bien por ella y su país la que la llevaron a unirse a un equipo de paracaidistas y luego a la Liga de Jóvenes Comunistas de la fábrica donde trabajaba, sin sospechar que esto la llevaría bien alto.

 

Su especial inspiración fue Yuri Gargarin.

Se dice que su especial inspiración vino de Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar por el espacio. Esto la impulsó a postularse como participante en uno de los programas espaciales desarrollados por la Unión Soviética.

Tenía 26 años cuando fue seleccionada como la primera candidata a tripular un vuelo orbital.

Pero más que esa hazaña lo que más despierta admiración fue la trayectoria que hizo partiendo de un origen humilde.

 

Una mujer rusa de origen humilde que llegaría muy alto

Nacida en Maslennikovo, un pequeño pueblo al noroeste de Moscú, en el seno de una humilde familia, la enérgica Valentina tal vez nunca pensó que sería la primera mujer en orbitar la tierra.

Igualmente tampoco pensó esta valerosa mujer que llegaría a ser doctora en ciencias técnicas del espacio en 1977 y mucho menos que se convertiría en una heroína nacional, ejemplo no solo para la mujer rusa, sino para todas las mujeres del mundo.

 

Una rutilante trayectoria que se inició en la tierra y terminó en el espacio

La trayectoria en la carrera espacial de Valentina Tereshkova se inició en 1961 cuando fue seleccionada para un programa de 18 meses de entrenamiento junto a otras cuatro mujeres.

La razón por la que Valentina fue seleccionada se debió a su larga experiencia como paracaidista, recordando que para aquel entonces se necesitaba que los cosmonautas saltaran a tierra una vez que la cápsula ingresara a la atmósfera terrestre y descendiera a una determinada altitud.

 

Valentina Tereshkova hizo también una brillante carrera política

Luego de su hazaña en el espacio Tereshkova inició una carrera política que no le permitió seguir viajando en el espacio, pero si a través del mundo como ejemplo de la participación de la mujer en los logros de la Unión Soviética.

Entre los muchos logros alcanzados por Tereshkova se cuentan:

  • 1961: Es elegida secretaria local de Komsomol
  • 1969: Se gradúa de ingeniera espacial, una carrera exclusiva de hombres en aquel entonces.
  • 1970: Ingresa al comité Central del Partido Comunista
  • 1974: Integra el presídium del Soviet Supremo, el cuerpo político de mayor jerarquía de la Unión Soviética.
  • 1977: Obtiene el doctorado en ciencias espaciales
  • 1997: Egresa de la Fuerza Aérea y del programa especial

Antes de su retiro político también fue jefe del Comité Soviético de Mujeres, directora de la Unión Internacional Cultural y de Amistad y presidenta de la Asociación Rusa de Cooperación Internacional.

 

Valentina Tereshkova en la tribuna del Mausoleo el 22 de Junio del año 1963.

 

Emblema de la Unión Soviética durante la carrera espacial

Utilizó su exitosa trayectoria en el programa especial ruso para realizar una descollante carrera política que la mantuvo en la palestra pública por mucho tiempo.

Se convirtió en la imagen nacional de la mujer rusa en el mundo durante la era soviética y fue clave en la carrera espacial que entablaron los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Si Estados Unidos fue el primer en colocar al hombre en la luna, la Unión Soviética pudo anunciar como victoria dentro de un mundo dominado por hombre haber colocado a una mujer en el espacio, convirtiéndose en un hito histórico de amplia relevancia todavía.

 

 

Una falla pudo haber frustrado la hazaña de la primera mujer en orbitar la tierra

La hazaña de este insigne ejemplo de las mujeres rusas estuvo a punto de convertirse en una tragedia de gran magnitud

De acuerdo a reportes divulgados muchos años después, durante el vuelo orbital de esta inspiradora mujer se produjo una falla en el software de navegación que puso en peligro su vida y el éxito de la misión.

Aunque por razones estratégicas las fallas y las razones de la misma no fueron hechas públicas se sabe que gracias a la destreza de Valentina esta pudo crear un nuevo algoritmo de aterrizaje para caer sana y salva en la región de Altay, entre Mongolia y China.

 

Un gesto de cortesía que pudo haber cambiado la historia

Como dato curioso se pudo conocer además que aceptó la comida que los aldeanos de la zona le ofrecieron, lo que alteró el protocolo que debía seguir la astronauta al aterrizar.

Esta violación del protocolo de la fuerza espacial soviética le valió una reprimenda, sin embargo, no pudo evitar que su hazaña fuera divulgada y proyectada dentro y fuera de la Unión Soviética.

 

Precedente para la mujer rusa y todas las mujeres del mundo

 

El haberse convertido en la primera mujer en orbitar la tierra y ocupar un prominente puesto político le hicieron ganar muchos reconocimientos, entre los cuales se cuentan:

  • Héroe de la Unión Soviética.
  • Orden de Lenin
  • Medalla de la Estrella de Oro
  • Medalla de Oro de la Paz de las Naciones Unidas.

 

Sin duda, al superar las barreras culturales y sociales de la época, cuando Valentina Tereshkova orbitó la tierra no solo se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio, sino que sentó un precedente para la mujer rusa y todas las mujeres del mundo.

Comparte y sigue leyendo. Gracias :)

El Kremlin de Moscú

¿Sabías que uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes del mundo es el Kremlin de Moscú?

El Kremlin de la capital rusa es un monumento de valor histórico y cultural que incluye 4 palacios y 4 catedrales que se encuentran dentro de la fortificación que rodea a la ciudadela. Conoce la historia del Kremlin y las maravillas que lo conforman.

¡Si viajas a Rusia, visitar el Kremlin de Moscú es parada obligatoria!

 

Vista contemporánea de El Kremlin de Moscú

 

La fortaleza del Kremlin de Moscú: Casi nueve siglos de soberbia arquitectura

 

El Kremlin está ubicado en la ciudad de Moscú. Limita al sur con el río Moscova, al este con la Plaza Roja (conocida por la colorida Catedral de San Basilio) y al oeste con el Jardín de Alejandro. Está rodeado por un gigantesco muro de ladrillos rojos de 2235 metros de longitud y cuya dimensión abarca más de 28 hectáreas.

Uno de los aspectos extraordinarios de este complejo son sus construcciones de madera conocidas desde 1156 como “La Fortaleza de Moscú». Entre 1326-1327 en la cumbre más alta de la colina se erigió la Catedral de Asunción y de ella se dice que fue la primera construcción de piedra en todo el conjunto. Más adelante, sobre todo en el período que va entre 1366-1368 se edificó la fortaleza de piedra, bajo el reinado del Gran Príncipe Dmitry Donskói.

 

Kremlin de Moscú bajo Dmitri Donskói (A. Vasnetsov)

 

Posteriormente, bajo el mandato de Iván III, primer gobernador nombrado «Gran Príncipe de toda Rusia«, se ordenó la construcción total del Kremlin en piedra. Esta labor se la encomendó no sólo a arquitectos rusos sino también a extranjeros, principalmente de Italia. Entre 1475 y 1479 los arquitectos italianos Aristotel Fioravanti y Aloisio Novy participaron en la intervención del Kremlin. El primero de ellos promovió la reconstrucción de la antigua Catedral de Asunción y enfrente de esta, el segundo, es decir Novy, erigió la Catedral de Miguel Ángel (Catedral Arkhanguelsky).

Entre los años 1485-1495 los maestros italianos erigieron los muros nuevos, almenados y con torres. Por otro lado, durante el período 1505-1508, el arquitecto Bon Fryazin construyó el Campanario de Iván el Grande, así el conjunto de la Plaza Sobornaya fue coronado con esta joya arquitectónica.

 

La figura de Iván El Terrible

A mediados del siglo XVI el Príncipe Iván (conocido como el Iván el Terrible) aceptó oficialmente el título de zar y desde entonces El Kremlin fue considerado la residencia de zares rusos.

Finalmente, entre 1555-1561 se completó el complejo erigiendo fuera de los muros del Kremlin la Catedral de Amparo de la Virgen para conmemorar la conquista de la ciudad de Kazán por el zar Iván IV.

 

Kremlin de Moscú bajo Iván III (A. Vasnetsov). (Wikipedia)

 

Un monumento que férreamente ha resistido los embates del tiempo y la guerra

 

El Kremlin ha sufrido duros golpes debido a las guerras y producto de ello se han derrumbado muchos de sus edificios. Uno de los daños más significativos cometidos contra este importante patrimonio fue el que se produjo con la invasión de polacos entre 1605-1612. En esa ocasión fueron saqueadas y profanadas las catedrales, así como el tesoro del zar y las construcciones de madera.

Otro evento devastador fue el incendio terrible que abrió la nueva página de historia del Kremlin. Durante el mismo se perdieron valiosas construcciones que fueron mandadas a reemplazar por el zar Pedro El Grande, pero fue la emperatriz Ana Loanovna quien en 1736 concluyó dicha obra.

La mayoría de las fortificaciones y edificios que se han logrado mantener en pie a través del tiempo conservan también como objetos de valor en su interior increíbles piezas artísticas, además de pinturas y murales con motivos religiosos rusos que resultan impresionantes.

 

Kremlin desde el aire
Vista aérea del El Kremlin de Moscú

 

Magnificencia y patrimonio del Kremlin de Moscú. 

 

En el devenir de la humanidad, El Kremlin fue morada de zares y príncipes. Por eso en uno de sus más famosos edificios, La Armería, se guardan riquezas de los zares: joyas, coronas, tronos, carruajes, entre otros artículos de la opulencia aristocrática.

 

cañon del zar
Cañón del Zar: El Kremlin de Moscú

 

Las catedrales del Kremlin

En el centro del Kremlin se encuentran las catedrales de la Asunción, del Arcángel San Miguel y de la Anunciación que representan un ícono para Rusia no sólo por su elegante construcción arquitectónica sino porque en él se encuentra parte de la historia rusa. Un claro ejemplo de la importancia de este monumento para Rusia lo representa la guerra contra los suecos debido a que las murallas del Kremlin fueron el lugar escogido para la construcción de bastiones y fosos durante el siglo XVII. Otro valioso elemento histórico de este patrimonio se guarda en el interior de la Catedral de la Asunción, se trata de la tumba de Iván el Terrible (1533-1584), siendo esta además la iglesia donde coronaban los zares.

 

Patrimonio Cultural de la Humanidad

En 1990 toda Rusia fue galardona cuando El Kremlin fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Su importancia monumental y patrimonial lo hacen una visita obligada a la hora de organizar un viaje a Moscú, especialmente desde 1991 cuando se inauguró el Museo Estatal de Historia y Cultura del Kremlin.

 

Vídeo de Alan por el mundo. Visita el Kremlin de Moscú

No more posts to show

¡NO A LA GUERRA! :(