Rasputín: El monje loco de la Rusia imperial

Grigori Rasputín, también conocido como el monje loco, es uno de los personajes más interesantes de la Rusia zarista.

Te sorprenderán muchas cosas de la vida de Rasputin. Seguramente, ya habías oído nombrar este nombre, ¿no?

RASPUTIN. Tiene su gracia.

A este oscuro personaje allegado a la corte rusa se le atribuían poderes mágicos y un apetito sexual inmenso.

¡Cientos de mujeres hacían fila para conocerlo!

Además de una personalidad atractiva tenía una mirada ardiente y penetrante. Se decía que sus ojos irradiaban una extraña luz fosforescente hipnotizadora.

 

Rasputín
Plano detalle de Rasputín y su mirada

 

¿Quién era Rasputín realmente?

Sobre este extraño monje de Rasputin se han dicho y se dicen muchas cosas. Una de ellas es que era un brujo que tuvo mucha influencia sobre la familia imperial Romanov.

Se corría el rumor de que era amante de la zarina Alexandra y por ello tenía su complacencia.

La influencia de este personaje sobre la familia real era tal que los niños llevaban extraños amuletos con la foto de él.

 

La excéntrica historia de Rasputín (Vídeo)

 

El origen humilde del monje loco Rasputín

Los orígenes de este curioso monje son humildes, pues nació en 1869 en el seno de una familia campesina de Siberia.

De los ocho hijos que tuvo la madre de este personaje, solo Rasputín sobrevivió hasta la edad adulta.

Se dice que desde niño tuvo poderes sobrenaturales, que podía curar los caballos con solo tocarlos y que era capaz de adivinar el futuro, sobre todo las desgracias.

Esto le valió una reputación diabólica.

Lo más curioso es que aunque se le atribuían grandes conocimientos, este exótico monje nunca aprendió a leer.

 

La fama del monje de los Romanov se extendió por toda Rusia

Debido a sus dotes sobrenaturales su fama se extendió por toda Rusia, siendo a menudo invitado a las fiestas y cenas que preparaba la nobleza rusa, donde asombraba a muchos con sus “poderes” y excentricidades.

Antes de entrar a la corte rusa Rasputín se casó con Praskovya Dubrovin, una joven campesina con la que tuvo siete hijos. Aunque al igual que como sucedió con sus hermanos, la mayoría de sus hijos murieron a corta edad.

Al poco tiempo abandonó a su familia y decidió emprender una peregrinación e internarse en un monasterio, lo que cambiaría su vida y la de la Rusia imperial.

Rasputín, ¿un sabio o un santo?

Cuando retorno del monasterio adquirió “extraños” hábitos como no lavarse ni tocarse, al punto que a menudo la comida se pudría en su barba.

Posteriormente crearía una secta religiosa sobre la que se decía que sus miembros se autoflagelaban y tenían grandes orgías.

Pese a todas estas locuras y excentricidades, la fama de sabio y santo de este extraño personaje seguía creciendo, especialmente en los círculos de la nobleza.

Precedido por esta fama ingresó en 1903 al Seminario Teológico de San Petersburgo, siendo recomendado por altos funcionarios eclesiásticos de Kazán.

En 1905 conoce a la familia real debido a sus contactos con la aristocracia de San Petersburgo, un encuentro que cambiaría la vida de todos.

 

La profecía del extraño personaje de Rasputín donde señalaba el fin de la Rusia Imperial

El primer suceso extraordinario fue la curación “milagrosa” de Alexei, el hijo del zar Nicolás, quien sufría de una grave enfermedad hemorrágica.

Antes de su muerte el monje loco profetizó en una carta a la zarina no solo que sería asesinado, sino que además debido a su muerte la familia real perecería y se produciría un gran derramamiento de sangre en todo el país.

A los 7 meses comenzaría la revolución bolchevique y con ello el fin de la Rusia Imperial.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
VIAJAR A RUSIA
¡Suscríbete a Russian Lover y prepara tu viaje a Rusia!