Aunque el vodka sea la bebida rusa por antonomasia más conocida fuera de sus fronteras, la verdad es que no es la única ni mucho menos.

El kvas es seguramente la más popular y más consumida en Rusia. Conocida como “la Coca Cola comunista” o “la Coca Cola rusa” por su similitud en color con la famosa bebida americana, su sabor no tiene nada que ver.

Es una bebida alcohólica que se consigue con la fermentación de diferentes harinas como la de centeno, trigo, cebada, salvado o malta, pan negro (pan de centeno) y frutas como la manzana, todo ello regado por agua.

Su sabor estaría a medio camino entre el de una cerveza y el de un refresco, con ese gusto tan peculiar que le daría el pan. Es muy refrescante, lo que la ha hecho muy popular para los días de calor, pudiéndose beber en todo el país, incluso en algunos países vecinos como Ucrania o Lituania.

También existe una versión sin alcohol para que puedan disfrutarla todos por igual. 

Es tan popular que en la época estival podemos toparnos con un puesto ambulante de kvas por muchas de las calles de Rusia.

La historia del kvas se remonta a muchos siglos atrás, siendo una bebida más antigua que el propio vodka de lejos.

Comenzó siendo una bebida de elaboración casera pero, como curiosidad, desde el año 2008 la empresa Coca Cola la registró con la firma “Krushka & Bochka Kvass” para poder comercializarla en Rusia… y no es la única empresa que ha visto partido en esta bebida ya que actualmente son varias marcas las que tienen su propia versión embotellada.

Y es que aunque hoy en día existe una gran variedad de refrescos,  y pese a que a partir de la autorización y entrada en Rusia de Coca Cola y otros refrescos americanos el kvas bajó drásticamente su consumo, después de los años 90 la bebida autóctona “resucitó” y ha vuelto a  ser tan popular o más como antaño.

Lo que antes era un símbolo ruso, ahora cruza el charco y llega a los Estados Unidos, donde se comercializa en algunos supermercados como “la soda fermentada rusa”.

Si se te ha hecho la boca agua y te has decidido a probarla de inmediato, te interesará saber que también se comercializa con el nombre de “kbac” en Ucrania y que, además de refrescar, se usa como base para la okroshka, una típica sopa fría rusa.

 

¡No te lo pierdas!
Estas palabras son sobre ti... ¡Moscú!

¡Salud! 


 

EnglishSpanish