Profesiones más demandadas en Rusia después de la pandemia

Aun estamos de lleno en plena pandemia y el final no se vislumbra de ninguna manera. En Rusia, la epidemia no hace más que crecer y las estadísticas del coronavirus a día de hoy nos auguran por lo menos un futuro incierto.

Pero cuando pase el tiempo esta etapa la enterraremos como un mal recuerdo en el pasado como ya la humanidad ha hecho con cientos de eventos, enfermedades, guerras y circunstancias trágicas.

La vida sigue y el final de todo esto podría estar más cerca de lo que pensamos. Es por eso que nadie debería dejarse llevar por el miedo ni paralizarse ante una situación que tiene solución sí o sí.

De hecho, las crisis mundiales han demostrado que quien quiera pueda aprovecharlas para sacar lo mejor de sí mismo y aprovechar la oportunidad que se presenta. Y es que nada se destruye definitivamente, simplemente los ciclos cambian y las formas se transforman. Así que una vez más repetir la palabra clave: oportunidad.

Las crisis son momentos de oportunidad.

Y es por esto que en lugar de estar parados debemos aprovechar el tiempo que se nos brinda y en lugar de lamentarse del presente hay que tomar las riendas del futuro. Hay que prepararse, formarse y gestionar los tiempos y los planes.

Rusia, como potencia y futurible líder de la recuperación mundial brindará muchas oportunidades a aquellos quienes las quieran aprovechar. De hecho, ya se están planteando planes para simplificar la obtención de la ciudadanía rusa y la burocracia de legalizarse en Rusia. Es evidente que en el futuro próximo Rusia acogerá la llegada de miles de inmigrantes que serán necesarios para hacer crecer el país ante la bajada de natalidad y expandir las ciudades y las infraestructuras ante el basto territorio ruso.

Las circunstancias cambian, la tecnología se desarrolla, la sociedad evoluciona y evidentemente las profesiones se transforman. ¿Cuáles serán las profesiones más demandadas después de la crisis?

Ir a la bolsa de empleo de Rusia

 

Trabajo de consultores 

Las empresas van a afrontar periodos de quiebras, momentos críticos, despidos masivos, reagrupaciones, reestructuraciones, fusiones, demandas judiciales y otras muchas situaciones extraordinarias. Así que los servicios de consultores y finanzas serán súper demandados.

Trabajo remoto y basado en la electrónica y tecnología

Todo lo que se pueda se hará desde casa así que es lógico que si vamos todos a trabajar de manera remota a distancia se van a necesitar un montón de programadores, gestores tecnológicos y diseñadores de sistemas de comunicación electrónica. Cualquier profesión relacionada con la informática, robótica, IA, seguridad tecnológica, logística digital etc.. podrá aprovechar este gran momento.  Así pues, todos los trabajos potenciales de ser trasladados al mundo online deberán ser considerados como oportunidades de negocio. Las empresas tradicionales deberá subirse al carro del e-commerce y quien no sepa crear un proyecto online propio simplemente se quedará atrás.

SMM, managers de contenido, programadores, diseñadores con realidad virtual etc… serán ejemplos de trabajos que se van a demandar de manera masiva.

Trabajo en entregas, envíos y desplazamientos

El boom del comercio electrónico hará disparar la venta de productos físicos a través de la red. Por ende estos productos deberán ser repartidos de manera masiva por los domicilios del mundo. Rusia es pionera en el e-commerce y en los últimos tiempos la cantidad de repartidores a domicilio y transportistas se ha multiplicado. Además, profesiones como taxista aun que se diga lo contrario aun tienen mucho recorrido en los últimos años gracias a las aplicaciones y la alta demanda. Que ningún conductor se preocupe por quedarse en el paro, aparecerán en su día nuevas formas de transporte que requerirán de pilotos remotos y cualidades humanas. Simplemente hay que aprender constantemente y reinventarse cuando es necesario.

Trabajo en sanidad, médicos y enfermeras

No hace falta decir que entramos en una etapa donde el sector sanitario reivindicará sus derechos, se revolucionará y crecerá de manera exponencial ante la evidente necesidad primordial de atención médica de calidad y humana. Quien quiera trabajar en este sector tendrá su puesto asegurado para la próximas décadas donde presumiblemente se ejercerá un control muy extendido de medidas sanitarias en todo el globo. Así pues, vienen tiempos de cambio y para adaptarnos a ellos se necesitarán más que nunca a los psicólogos, cuidadores de ancianos, trabajadores sociales etc… Aunque nadie se lo crea las cualidades humanas se buscarán más que nunca cuando ya entramos de lleno en la era del transhumanismo.

 

Así que amigos, quien se prepare hoy y sea más fuerte en los tiempos revueltos, liderará el mañana repleto de oportunidades. Rusia tiene y tendrá las puertas abiertas para todos aquellos que quieran descubrir el país, formar parte de él, aprender el idioma ruso y luchar por un futuro mejor y sostenible.

 

Comparte y sigue leyendo. Gracias :)

✌ Hablar ruso en un año es posible

Mucha gente piensa que estudiar ruso debe ser como un rompecabezas imposible de resolver y es que este idioma siempre ha tenido fama de ser uno más enrevesados del mundo.

 

¿Cuánto tiempo se necesita para empezar a hablar ruso?

El hecho de que la forma de las letras cirílicas sea tan distinta a las del alfabeto latino, hace que cualquier persona perciba el idioma ruso más como un jeroglífico extraño que como un idioma que se puede comprender.

Además, lo poco que sabe la mayoría de la gente sobre Rusia y su cultura, debido al bloqueo mediático de Occidente y la mala propaganda, crea aún más distancia y miedo a la hora de enfrentarse a los materiales de aprendizaje del idiomas ruso.

Pero por suerte, hay gente valiente y sin prejuicios que me ha preguntado de manera directa… 

¿Se puede hablar ruso en un año?

La respuesta es Sí y No.

Como todo en esta vida depende de tu capacidad y voluntad de esfuerzo, horas invertidas, el entorno, la metódica, edad, habilidades naturales, inteligencia, los idiomas estudiados anteriormente etc..

No nos vamos a engañar, el ruso es un idioma difícil que tiene más de 150.000 entradas de palabras registradas oficialmente, unas 70.000 más que el español y muchos de sus sonidos son desconocidos para los hispanohablantes ya que incluye en su alfabeto 10 vocales, 1 semivocal y 2 signos.

Por si fuera poco, la escritura de sus letras mecanográficas dista bastante de la escritura y estilo de sus letras escritas a mano. Algo a lo que hay que acostumbrarse.

Por regla general, estudiar ruso de manera metódica y con una curva de aprendizaje óptima relacionada con una buena calidad de la enseñanza, es tarea de al menos 5 años.

A partir de aquí, la integración en nuestro cerebro de los conceptos culturales en el propio idioma y de los aspectos de la vida cotidiana en un entorno rusohablante (vivir en Rusia), puede alargar el proceso de aprender ruso hasta más allá de una década.

Muchos, jamás lograrán nunca hablar fluidamente el ruso… 

Pero no te asustes, como he dicho antes, si te esfuerzas y crees en lo que haces, en un año e incluso antes, podrás mantener tus primeras conversaciones en ruso. Lo que significa que estarás hablando ruso aunque aún estés lejos de dominar el idioma. Pero esto te dará muchas tablas para seguir adelante y le cogerás mucha confianza al idioma.

El ruso es un idioma mucho más agradecido que el inglés, pues los avances que hagas van a desencadenar en ti una capacidad exponencial de desarrollo que la notarás con logros cada vez más grandes.

 

PERDERLE EL MIEDO AL IDIOMA RUSO

Esta barrera se rompe con el aprendizaje del alfabeto cirílico.

Y es aquí donde yo digo que el ruso no es lo que parece… Pues quien se empeñe, puede aprender el funcionamiento básico del alfabeto cirílico y leer ruso en una tarde.

Aprender ruso te hace sentir inteligente, pues estás descifrando ese imposible jeroglífico que tanto imponía.

Para colmo, el idioma ruso te lo pone aún más fácil, ya que la pronunciación de las palabras rusas coincide con la lectura natural de sus letras. Algo así como pasa con el español y a diferencia del inglés. Eso facilitará mucho también la comprensión auditiva del mismo. Y para acabar de rematar el pastel de facilidades del idioma ruso y salvando las distancias… es un poco como hablar el indio de las películas americanas, pues no tendrás que utilizar el verbo ser constantemente, pudiendo decir directamente #Yo Español, #Yo Alto, #Tu simpático.

A grandes trechos, solo tendrás que preocuparte de aprender tres tiempos verbales (Presente, Pasado, Futuro) y olvidarte de complicarte la vida con subjuntivos, pluscuamperfectos  pretéritos anteriores y todas esas conjugaciones que quizás ya se te han olvidado de cuando estudiaste español en la escuela.

La dificultad del ruso radica en la cantidad de palabras y su morfología, pues la misma palabra puede cambiar de 6 modos diferentes según como se utiliza en relación a las personas, objetos, en modo posesivo, implicando movimiento…

Para que te hagas a la idea, hasta los nombres personales cambian de forma, tanto es así que si por ejemplo te llamas Oriol como yo, debes acostumbrarte a oír tu nombre en formas como Oriola, Oriolu, Oriolom. Interesante, ¿verdad?

En definitiva, si te esfuerzas, estudias y eres un poco hábil, puedes empezar a hablar ruso rápidamente, a partir de un año del inicio de tu aprendizaje y puede ser que incluso antes.

Nada es imposible, solo tienes que creer en lo que haces y que te guste, por supuesto. 

No more posts to show

¡NO A LA GUERRA! :(