Rusia y la palabra calor parece que no van de la mano. En Rusia debe hacer frío siempre, es obligatorio, así está escrito en los libros de texto. Moscú, la capital del Este, es un eterno símbolo de frialdad climática y humana, esto no lo pone en los libros de texto pero si lo cuentan en las películas Holywoodenses. Como siempre, te invito a que cambies de proveedor cinematográfico. Pero este es otro tema que hoy no toca.

Hay gente que no se atreve a visitar esta maravillosa ciudad, Moscú, porque se imagina que no soportará sus invernales temperaturas asociadas a la nieve, ventiscas, hielo, osos y otras cosas muy raras que oigo con frecuencia.

¿Y si te digo, que no solo no vas a pasar frío en Moscú, sino que vas a pasar calor?

Seguramente has oído algún amigo tuyo decir que cuando estuvo en Moscú, pasó hasta calor. Quizás hasta te dijo que mucho calor. Tu debiste pensar que el frío le había trastornado un poco  y seguramente ni le prestases atención. Pero de hecho, esta es una de las cosas a las que me ha costado más adaptarme desde que llegué a Moscú: las altas temperaturas.

Evidentemente no me refiero al calor del verano que también existe en Rusia, me refiero al calor del invierno y cuando en la calle hay  -15 grados. Y bien, acabo de desvelar el secreto del misterio, en la calle hace mucho frío pero la mayor parte del tiempo te encuentras en un recinto interior. Las calefacción en Rusia está muy preparada para hacer frente a las bajas temperaturas y normalmente está controlada por autoridades locales. Me refiero a que los radiadores en Moscú arden como el infierno y no se pueden regular, los encienden automáticamente cuando durante al menos 5 días seguidos se mantienen temperaturas negativas y los apagan al final del invierno incluso entrada la primavera con una lógica parecida.  El calor es una especie de responsabilidad gubernamental y nadie debe pasar frío. Por eso no es extraño dormir con una ventana entre abierta aún que hayan temperaturas negativas en la calle. Hay que enfriar el ambiente de alguna manera.

Ahora pensarás…

¿Bueno, y en el exterior que… también pasan calor?

En Moscú nadie sale a la calle en manga corta ni con chaquetillas de estar por casa. En Moscú sales a la calle debidamente abrigado y no hay ninguna posibilidad de que te olvides el abrigo en ningún sitio. Si eso pasara, volverías a por él porque en la calle sin abrigo estás KO.
Así que como dicen los Rusos, nunca hace demasiado frío, si tienes frío es que tu ropa es mala.
Aunque pasees todo el día por la calle, al ir debidamente abrigado, tu cuerpo mantendrá su temperatura corporal y muy a menudo si empiezas a hacer algún tipo de esfuerzo físico vas a transpirar aún estando en un entorno de -10 grados. Desabrochar tu abrigo para airearte o quitare el gorro no será posible ya que podrías padecer un golpe de aire agravado con la humedad generada por tu cuerpo. Dicho de otra manera, te enfermarías. Así que es aconsejable siempre estar bien abrigado y pasar calor dentro de tu escondite de abrigo.

¡No te lo pierdas!
Mi primer amanecer en Rusia.

Bueno… si hay alguien que no está de acuerdo con esto de pasar calor en las calles de Moscú, esa es tu nariz. Ella siempre está congeladita.

En definitiva una de las cosas a las que me he tenido que acostumbrar en Moscú, es a vivir con una temperatura promedio corporal externa mucho más alta que por ejemplo a cuando vivía en Barcelona. En Moscú, en casa es raro el día que hay menos de 25 grados y si llegas recién de dar un paseo por la calle, debes enfrentarte a un golpe de calor tremendo debido al cambio de temperatura. Dicen que cambiar bruscamente de una temperatura a otra con 8 grados de diferencia puede ser algo problemático. Pues en Rusia aveces hay que acostumbrarse a hacer cambios de temperatura ambiental de hasta 50 grados. La clave es hacer una buena transición entre el interior y el exterior, vistiéndote o desvistiéndote paulatinamente y en el momento y lugar adecuado. De esta manera tu temperatura corporal se mantendrá estable siempre.

Es por esto que la gente que viene a Moscú por primera vez pasa calor, pues no están acostumbrados a vivir con tan altas temperaturas y a llevar tanta ropa encima.

Increíble, pero cierto.

 

¡No te lo pierdas!
Ekranoplano ¡Aeronave excéntrica con sello ruso!
EnglishSpanish