Que si Rusia es el país del vodka… de los osos… de las balalaikas…  En mi opinión hay algo que nos dejamos y no me refiero a Vladimír Putin. RUSIA ES EL PAÍS DE LOS PEPINOS. Un país pepinero a más no poder diría yo. Aquí se comen pepinos por doquier, a cualquier hora y en cualquier ocasión. Si es verano te los comes directamente del huerto, además no hace falta ni pelarlos porque su piel es fina y suave. A mordisco directo vamos. Si es invierno pues tu suegra tiene preparada una de botes de conserva de pepinos salados en la despensa para alimentar a un pueblo entero en caso de guerra. Tranquilos que el frío no hará que paséis hambre.  Y sí, estos son los que se utilizan como “zakuska” (aperitivo) y son ideales para tomarse unos chupitos de vodka.

Así que aprovechando que es verano, vamos a cerrar unos cuantos botes de conserva en plan hormiguita, para que en invierno tengamos un buen stock de pepinos.

 

RECETA DE PEPINOS EN CONSERVA RUSOS (LOS AUTÉNTICOS, DE LA SUEGRA).

INGREDIENTE PRINCIPAL:

PEPINOS

Bien, antes que nada necesitaremos pepinos. Cuantos más mejor. A más pepinos, más botes de conserva cerraremos. Os aconsejo que sean de un tamaño más bien pequeñito o mediano. Estos siempre nos quedarán más crujientes y interesantes que los que son de dimensiones demasiado grandes que acostumbran a quedar  hinchados, blandos y demasiado acuosos. Los pepinos deben ser de piel fina y a poder ser recién cogidos de la huerta. Si no disponéis  de vuestra propia plantación siempre podéis comprarlos o probar de plantarlos en macetas, ya que también suelen crecer.

  

¡No te lo pierdas!
Uno de los más gigantescos agujeros del mundo está en Rusia

Una vez cogidos los pepinos los ponemos en remojo y los lavamos bien.

Los pepinos lógicamente son lo más importante. Pero también deberemos reunir una serie de ingredientes para conservarlos. Esta es la receta de mi suegra, pero si algún ingrediente no lo tenéis pues podéis omitirlo o usar la imaginación y utilizar algo que en vuestro país sea parecido.

 

OTROS  INGREDIENTES:

SAL

AZÚCAR

HOJAS DE XREN (Hojas de rábano picante)

HOJAS DE GROSELLA NEGRA

BOLITAS DE GROSELLA ROJA o VINAGRE

AJOS

FLORES DE UKROP (Eneldo)

PIMIENTA NEGRA

CLAVEL

    

Para conservar los pepinos necesitamos botes de cristal. No hace falta comprarlos, podéis reutilizar antiguos botes de otro tipo de conservas, mermeladas o lo que tengáis. Es importante comprobar que cierren bien sin perdidas de aire. Y lógicamente deben estar bien lavados. De hecho lo recomendable es esterelizarlos con la ayuda del lavavajillas, el horno o incluso el microondas a alta temperatura durante unos minutos.  Siempre los introduciremos mojados o incluso rellenos con un centímetro de agua.Lavavajillas: a unos 70 grados, lavado común.Horno: a unos 160 grados hasta que se seca el agua o hierve.Lavavajillas: 3-5 minutos hasta que hierve el agua.

Las tapas de los botes también las esterilizamos bañado en agua hirviente.

 
 

Ya nos vamos dando cuenta de que conservar pepinos es algo laborioso y metódico. Pero tranquilos que es muy fácil y también divertido.

Si tenemos nuestros botes listos ya les podemos introducir a cada uno unas flores de eneldo (ukrop), una hoja de grosella negra y una hoja de rábano picante (xren).

¡No te lo pierdas!
Maravillas de la naturaleza de Rusia

El siguiente paso es cortar las puntas de los pepinos en ambos lados como se muestra en la siguiente foto. 

 

Los pepinos ya están listos para ser introducidos en los botes.

Cuando ya tenemos los pepinos generosamente repartidos en los botes, les metemos un diente de ajo o dos a cada uno.

Ahora rellenamos los botes hasta arriba del todo con agua hirviendo. Este paso siempre debería hacerlo un adulto ya que hay que ir con cuidado. Dejaremos reposar los botes cerrados unos 25 minutos hasta que el agua se enfríe un poco.

 

Si el agua de los botes ya no quema, con cuidado la verteremos toda en una olla.

Ahora a este líquido impregnado con la esencia de nuestros pepinos, le añadiremos azúcar y sal a proporciones iguales. Deberemos calcular unos 50 gramos por litro. Nosotros hemos obtenido 3 litros de líquido con lo que le añadimos 150 de azúcar y 150 de sal.

¡No te lo pierdas!
Patriot Park: El Disneyland Militar

Llegados a este punto cogeremos esta olla y la llevaremos al fuego para hervirla. Como este proceso llevará un tiempo vamos a seguir trabajando con nuestros botes de pepinos.

Ahora añadimos a cada bote de pepinos unas 5 bolitas de pimienta negra y un par de ramitas de clavel. Evidentemente según vuestros gustos podéis añadir más o menos.

 

Nuestro líquido en la olla ya está hirviendo y con extrema precaución vamos a trabajar con él. Este tipo de pasos siempre los hará un adulto debido al peligro evidente.

Ahora añadimos 50 ml de vinagre por litro a nuestra mezcla en la olla. Si hemos añadido en alguno de los botes bolas rojas de grosella, no hará falta añadir el vinagre ya que tienen el mismo efecto conservante. Nosotros hemos hecho un bote con grosella y los demás al vinagre. El resultado final variará también en el gusto.

Ahora esta mezcla caliente y con la ayuda de un cucharón, la volveremos a verter en los botes de pepinos con extremo cuidado. Primero añadiremos un poquito de agua hirviendo para poco a poco ir rellenando hasta el final. Si rellenamos demasiado rápido los botes podrían estallar debido a la alta temperatura. Es muy importante rellenar los botes hasta arriba del todo al nivel de la propia boca de la botella para no dejar espacio para que entre aire.

¡No te lo pierdas!
Los Romanov: La última familia real en Rusia

 

Con mucho cuidado y con la ayuda de un trapo o toalla, procedemos a cerrar bien los botes y nos aseguramos de que no pierdan ni líquido ni aire. Los pondremos del revés y los dejaremos reposar cubiertos con la misma toalla durante media hora. Una vez el líquido se haya enfriado trasladaremos los botes a un lugar interior y con una temperatura suave constante para dejarlos reposar un día entero.

 

Al día siguiente comprobaremos la parte inferior de los botes prestando atención a que no hayan burbujas de aire debido a una filtración. Si es el caso, deberemos repetir el proceso de hervir el líquido para asegurarnos de que nuestros pepinos no van a estropearse con el tiempo.

¡Si no hay burbujas y está todo cerrado herméticamente pues nuestro bote de conserva de pepinos rusos está más que listo y bien bonito!

 

Si dejamos los pepinos conservarse un par de días y que cojan sustancia ya estarán listos para el consumo. Pero mejor abrirlos en unos meses, cuando haga un buen frío y su sabor sea más intenso!  Y sí os atrevéis con el vodka pues ya tenéis la fiesta pepinera asegurada.

¡Buen provecho! ¡Urraaaa!

EnglishSpanish