Pedro I: El Grande de Rusia

En Rusia existió un zar apodado como Pedro el Grande. A él se le debe gran parte de la expansión que tuvo el Imperio Ruso en el siglo XVIII.

Pedro I Alekséievich o Pedro I de Rusia se convirtió en zar de Rusia en 1682 cuando solo tenía 10 años, junto con su medio hermano Iván V, pero en realidad quien gobernaba era la hermana mayor de ambos, Sofía.

Luego de la muerte de su hermano, Pedro el Grande tomó enteramente el poder e inició las campañas militares y reformas que le darían a Rusia su espectacular grandeza.

 

pedro I
Pedro I en la batalla de Poltava, pintura de Johann Gottfried Tannauer, década de 1710.

 

Pedro I: El zar que modernizó la antigua Rusia

Era hijo del zar Alexis I, siendo su abuelo, Miguel I, quien comenzaría la famosa dinastía de los Romanov que gobernaría el Imperio Ruso por más de 300 años.

Como su hermana Sofía era quien en realidad gobernaba, Pedro I estuvo alejado del palacio, viviendo con su madre en un pueblo cerca de Moscú. Es decir, se educó en un ambiente poco refinado lejos de la reglas de etiqueta de la nobleza rusa.

A los 16 años le arrebata el poder a su media hermana Sofía y empieza a reinar junto a Iván. Y luego que éste muere se convierte en el único zar.

Sofía, debido a las rebeliones que organizó para mantenerse en el poder, fue castigada con el enclaustramiento en un convento.

 

¿Qué hizo Pedro El Grande por la grandeza del Imperio Ruso?

Una de las primeras acciones que hizo Pedro I por la grandeza de Rusia fue incrementar el poderío naval para luchar contra los imperios otomano, safavid y sueco.

Convirtió a Rusia en una potencia marítima mediante la campaña de Azov contra el imperio otomano, lo que le permitió fundar la primera base militar de la Armada rusa en Taganrog.

Para obtener aliados en Europa en su lucha contra los otomanos viajó de incógnito por varios países haciéndose llamar Peter Mikhailov.

Su viaje de 18 meses no tuvo éxito porque las casas reales estaban ocupadas con la sucesión al trono de España, pues Carlos II moría sin herederos. Sin embargo, su periplo por Europa le produjo frutos en otro sentido.

Durante su estadía en Europa estudió construcción naval y trabajó como carpintero en la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Posteriormente utilizaría estos conocimientos navales para consolidar la armada rusa.

 

EL IMPERIO DE LO ZARES: REINVENTANDO RUSIA

 

El Grande de Rusia era implacable con los enemigos

Durante su viaje a Europa se produjo otra rebelión. Esta vez fueron los Streltsy (la fuerza militar élite de la Rusia Imperial). Pero a su regreso ya había sido aplacada.

Con el propósito de que sirviera de escarmiento, Pedro I torturó y ejecutó a más de 1200 rebeldes, exponiendo sus cuerpos en sitios públicos.

Pero esto no evitó que se produjeran nuevas rebeliones, como la de Bulavin, la cual también fue brutalmente sofocada.

 

Rusia se convierte en potencia mundial

No pudiendo obtener el apoyo necesario para luchar contra el imperio otomano, el zar decide formar alianza con Sajonia y Dinamarca-Noruega para enfrentar al imperio de Suecia, lo que daría inicio a la Guerra del Norte.

Después de la Batalla de Poltava en 1709 y la obtención de Tratado ruso-sueco de Nystad, la armada rusa dominaría el Báltico y con ello lograría su expansión.

El pasado nos deja una historia apasionante llena de relatos de poder, jerarquía, muerte esclavitud y revoluciones. Y aunque muchos de estos episodios han sido trágicos y sus protagonistas sometieron a los pueblos de una manera u otra, la herencia científica, tecnológica, ideológica u arquitectónica a contribuido a que hoy en día también gocemos de un modo de vida y libertades que habrían sido impensables en tiempos remotos.

Así pues Pedro el Grande fundó la ciudad de San Petersburgo donde podemos sentir su legado en la que muchos consideran la ciudad más bonita del mundo.

Comparte y sigue leyendo. Gracias :)

Borsch: La súper receta original de la sopa rusa

Si algo nos enseña acerca de la cultura de un país, es su gastronomía. Y si realmente quieres conocer la gastronomía de Rusia, entonces debes conocer la tradicional y original preparación de la sopa Borsch.

Hoy queremos contarte un poco de la historia de la sopa Borsch y enseñarte cómo se prepara en Rusia.

¿Te apetece un plato caliente? ¡Acompáñanos a probar la sopa más popular de Rusia!

 

sopa borsch
Emplatado moderno y minimalista de la sopa Borsch

 

¿Cómo se prepara la sopa Borsch?

La sopa Borsch también es conocida como la sopa rusa de remolacha.

Y este es su ingrediente principal y el que le otorga su color rojo tan característico.

Actualmente, todavía rusos y ucranianos se disputan su autoría, pero al mismo tiempo sigue siendo uno de los platos y recetas más populares de Rusia.

De hecho, los rusos son fanáticos de las sopas, muchos de sus platos típicos son sopas y caldos, pero esta sin duda va a la cabeza.

La sopa Borsch es la sopa más famosa de Rusia y todo un orgullo para la gastronomía del país.

Por otro lado, la sopa Borsch, es una sopa que se consume en toda Europa del este, y además se come caliente o fría.

Y lo más curioso es que con la migración masiva de los judíos, también fanáticos de esta sopa, el Borsch traspasó todas las fronteras hasta llegar incluso a América Latina.

Especialmente en Argentina, hoy día es un plato recurrente.

Compartimos la receta tradicional de la sopa Borsch a continuación.

 

Receta original de la sopa rusa Borsch

Ingredientes para preparar Borsch:

  • 3 remolachas
  • 1 patata
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 diente ajo
  • Laurel
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Zumo de ½ limón
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 vasos de agua
  • Crema agria o yogur griego
  • Taquitos de jamón, beicon o carne (opcional)

 

Borsch pan
Sopa Borsch tradicional servida en un cuenco de pan

 

Preparación de la sopa Borsch

-. Poner los taquitos de jamón, beicon y/o carne en una olla con abundante agua. Agregar una cucharada de sal y hervir con la tapa medio abierta, a fuego medio, durante 1 hora y media, quitando la espuma gris que suelta la carne (en caso de que hayas seleccionado esa proteína).

-. Una vez que la carne no suelte más espuma gris, añada las hojas de laurel.

-. Paralelamente, pelar la remolacha, cortar en forma de bastoncitos finos, lavar con agua fría. También se recomienda remojar 5 a 10 minutos en agua para que suelte el jugo rojo. Luego, freír en aceite (si es de girasol, mejor) hasta que se ablande.

-. Cortar la zanahoria de la misma forma que la remolacha y echar a freír junto con la remolacha por 3 minutos. Cuando estén listas, vertir en el agua con la carne y el laurel. Cuando la sopa empieza a hervir, agregar las papas cortadas en cubitos.

-. Aparte, saltar la cebolla hasta dorar, luego añadir el ajo.

 

Dato adicional para la preparación del Borsch

-. Cuando la sopa empiece a hervir otra vez, se agrega la cebolla y el ajo junto con otros ingredientes extras cortados en tiritas: el repollo y el morrón. Si se agrega el repollo tiene que ser casi al final porque la sopa no debería hervir mucho tiempo con el repollo, en realidad este debería quedar crudo.

-. Por último se le agrega el perejil picadito, el jugo de limón, una cucharadita de manteca, sal y pimienta al gusto. Cuando todos estos ingredientes estén integrados, revuelva y cocine por 1 minuto más.

 

La sopa Borsch finalmente debería quedar espesa y con los sabores muy concentrados.

Como antes dijimos, se puede servir caliente, recién retirada del fuego o fría.

 

Vídeo Receta de la sopa Borsch

¡Buen apetito Russianlover! Disfruta de tu sopa rusa original. Y para mañana, ¿qué tal unas pelmeni rusas?

No more posts to show

¡NO A LA GUERRA! :(