Hoy quería hablar de otra cosa en el blog, de hecho quería hablar de mi perro Leo, pero como en Twitter mi reciente artículo sobre la homosexualidad en Moscú ha creado alguna controversia, quería hacer otra pequeña reflexión. Y lo siento… reconozco que la idea de hablar sobre mi perro Leo habría sido mucho más divertida.

El “Twittero” en cuestión educadamente y tratándome de usted me ha dicho…. “La moto no nos la venda con esto…”

Y es que yo últimamente he afirmado que Moscú es tolerante con la homosexualidad y esto le pone los pies de punta a mucha gente no sé porque. Que además, vuelvo a decir que ser tolerante no significa estar de acuerdo ni a favor. Moscú no puede ser tolerante de ninguna manera, de lo contrario III Guerra Mundial.

Bien, para demostrame que yo estoy equivocado y vendiendo motos a la gente me han enviado las pruebas definitivas… Podéis leer este artículo y seguimos:

http://www.elmundo.es/internacional/2016/01/16/569929d646163f14128b45ad.html

La verdad es que no tengo nada contra el diario EL MUNDO aunque en este texto se nota que quien ha escrito el artículo… de Rusia sabe muy poco y estoy seguro que nunca ha tenido el placer de poder visitar estas tierras. Y aprovecho para decir que en esta humilde web russianlover.net tenéis una guía de viaje si queréis visitar este gran país. Los que ya han venido, solo desean volver y eso no es casualidad. No puede ser Rusia tan mala… digo yo…

¡No te lo pierdas!
FEDOR: El increíble robot ruso

La cuestión es que el artículo de EL MUNDO podría haberse resumido en unas líneas sin hacer ruido y es que DOS MIEMBROS del Partido Comunista propusieron el AÑO PASADO crear una ley donde se impusieran una serie de multas o sanciones para los comportamientos homosexuales cerca de lugares culturales o centros educativos por ejemplo. Podrían haber escrito sin alargarse demasiado que tal ley fue tratada de “innecesaria” y la finiquitaron en 5 minutos en un pleno de la DUMA Estatal de Moscú.

El hecho de que el artículo esté ya caducado no lo vamos tener en cuenta, pero me sabe mal leer que desde los grandes medios de comunicación se trate de manipular la información para crear una realidad ficticia globalizada en Rusia que no existe como tal. Quizás quien escribió tal artículo en realidad es director de cine en paro y solo intenta no perder el filón de su imaginación. Hay que entenderlo, a mi también me gustaría ser director de cine pero tampoco nadie me da trabajo. Así que aprovechando que vivo en Rusia, yo os cuento de que va la película de la propia realidad. No hay que inventarse guiones ni ser tan creativo, simplemente compartir la información tal y como es.

Podéis releer el artículo de EL MUNDO otra vez y notar como está escrito con intenciones clarísimas de confundir al lector que está indefenso ante una información que no puede contrarrestar de ninguna manera. Así se consigue un sentimiento de odio masivo ante un país que no le desea ningún mal a nadie.

Recientemente en la Eurocopa, hemos oído como hooligans rusos están boicoteando y llevando acciones muy violentas en Europa con el único objetivo de hacer daño y fomentados por el odio que tiene naturalmente RUSIA contra Occidente. En este caso, estos hooligans ni siquiera tienen la nacionalidad rusa en muchos de sus casos, muchos son Ucranianos o de otras regiones eslavas desconocidas para muchos (NO RUSIA).


¿Los Españoles no somos Portugueses ni Franceses no? Pues los rusos no son Moldavos, ni Albanos, ni Rumanos, ni Ucranianos.

En el caso de los hooligans “RUSOS” de la Eurocopa, estamos proyectando el mal que han generado un grupo de decenas de personas radicales como si fuera el atentado perpetrado por un país y una cultura entera (RUSIA).


Los fanáticos Ingleses y Españoles también agredieron y provocaron incidentes muy graves en la Eurocopa, ¿Por qué solo se habla de RUSIA? 

Yo no quiero demostrarle ni convencer a nadie de nada. Yo no trabajo para ningún gran medio de comunicación y el proyecto Russian Lover lo llevo a cabo desde la ilusón de mostrar este país, ya que es el país donde el destino me ha llevado a vivir y donde me he casado y estoy formando mi futura familia. No importa si hablo de la homosexualidad o de las empanadillas de patata con ukrop, siempre os daré la opinión de mi experiencia propia “in situ”. Quienes se empeñen en buscarle 5 patas al gato y ha contradecir las cosas que humildemente cuento, pues están bienvenidos al debate. Simplemente me sabe mal que mucha gente esté empeñada en creer cosas que no son y a tomar los artículos, vídeos u otros materiales de los grandes medios de comunicación, como pruebas irrefutables de una realidad que en realidad que no existe. Si alguien la quiere tomar conmigo o decir que contribuyo a la venta de motocicletas, pues solo puedo decir que se espere a ver la receta de las empanadillas que cuando las pruebe no podrá decir que son falsas. O espera… ¿Quizás en algún medio de comunicación como EL MUNDO hay pruebas de que la receta de las empanadillas rusas son un complot conspirativo contra los homosexuales?

Siempre bromeo y me repito con esta frase que me encanta, pero hoy va enserio. “En Moscú no hay osos corriendo por las calles.”

PD: Oye que no tengo nada en contra del diario EL MUNDO. Pero si os enteráis de algún sitio donde busquen directores de cine, pasarles mi currículum, por favor.

¡No te lo pierdas!
El Batallón de la muerte: La Furia de las mujeres rusas

 

EnglishSpanish