Como siempre llego tarde. Y es que cuesta encontrar tiempo para todo. Estamos ya a finales de abril y algunos de las cajas-nido que teníamos preparadas para nuestros amiguitos los pájaros, sin colocar. Y es que hay que hacer un paréntesis y dejar todos los aparatos electrónicos que inundan nuestras vidas para hacer algo útil, al menos un día al año.

Bien, la misión de hoy era colocar estos preciosos nidos de madera hechos mano en algunos de los árboles libres en el terreno de la Dacha.
¡No yo no los he fabricado! Estoy demasiado ocupado con webs, blogs, youtubes, twitteres y demás… Si es que la juventud… no servimos para nada… Y no, los nidos no se cuelgan utilizando aplicaciones del móvil. En fin…

Los nidos lo ha hecho mi suegro como no, pero la misión de colgarlos me la han mandado a mí. Y es que donde estaban colgados anteriormente parece que no era del agrado de los pequeños pajarillos. Los nidos deben estar en un lugar cómodo y tranquilo para ellos, mejor colgados de un árbol bien alto para que la atmósfera sea lo más natural posible y apuntando al solecito. Siempre es mejor una casa bien soleada y calentita.

¡Pues bien! Hay prisa porque los nidos hay que colocarlos en la época de cría entre febrero y marzo, y mejor ya tenerlos preparados desde invierno para que los futuros inquilinos puedan comprobar el piso cuantas veces sea necesario para decidir quedárselo. Pero bueno en Rusia supongo que hay un poco más de margen ya que aún no se entiende muy bien si estamos en primavera, medio invierno o que. Sol, nublado, lluvia, nieve, calorcito, fresquete… Y todo en una misma semana.

La cuestión es que hoy he pasado una mañana agradable, haciendo un pequeño gesto por nuestros amigos voladores. En la zona donde nos encontramos hay muchas llanuras y campos de cultivo, la falta de árboles y de lugares de anidación natural donde poder criar es un inconveniente para las aves silvestres. Es por eso que me he sentido bien después de ayudar a este pequeño colectivo. Y nada más colgar los nidos algún pajarillo ya se ha asomado para ver que tal. Tenemos ya unos 6 o 7 nidos de pájaros en el terreno y la verdad que es una alegría oírlos cantar. No está mal de vez en cuando desconetar del mundo virtual para disfrutar de la naturaleza. Lo único que utilizado es mi cámara digital para mostraros algunas de las fotos.
Y nada… ya estoy otra vez delante del ordenador dale que te pego… Pero bueno quizás si alguien me lee y le parece buena idea lo de colgar nidos, quizás entre todos le daremos vida a este pequeño colectivo de aves simpáticas.

¡Pues nada esto ha sido todo! Una pequeña misión completada.

 

¡No te lo pierdas!
Nariyana Ivanova: La niña albina rusa que cautivó internet
EnglishSpanish