Furia en la carretera, el Rey del Drift y campeón del Need for Speed son los títulos de uno de los grandes deportivos de la historia, el Marussia.

 

 

La compañía del mismo nombre se creó en el 2007 a manos de Nikolai Fomenko, un destacado piloto, actor y cómico ruso, que tuvo un sueño: crear el primer deportivo “Made in Russia”.

Despreciado por muchos que no creían en él, su esfuerzo tuvo su fruto y en el 2008 se estrenó la primera unidad del Marussia B1, causando un impacto tremendo entre todos aquellos que lo vieron. La gente decía:

 

-¡Que carajo! Me dan ganas de comprarlo y pegarme una marcha en Moscú. ¡Velocidad, alcohol y mujeres!

¡No te lo pierdas!
El método para aprender ruso más rápido y efectivo

 

 

Посмотреть эту публикацию в Instagram

 

Я и #Маруся 😀вместе #СУПЕРКАРМАРУСЯ #marussia #marussiab2

Публикация от SHREIN KATERINA 💄Makeup (@makeup_soc4i)

 

Muchos también comentaban…

 

-Parece uno de los coches que salen la película de Too Fast too Furious, ¡una pasada!

 

Marussia desarrolló 2 tipos de deportivo:

 

Marussia B1

El B1 fue el primer modelo que la compañía Marussia sacó al mercado, convirtiéndose en el primer automóvil deportivo de fabricación rusa de toda la historia. Con un diseño elegante y equipado con un semi-monocasco de aluminio, dispone de un motor V6 ultracargado, de una potencia de 360HP y 4000 revoluciones por minuto. Alcanza la velocidad de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h, en sólo 3.2 segundos. Como curiosidad, sólo se han fabricado 2999 modelos de Marussia B1 y costaban 126.000 dólares cada uno.

En definitiva, un producto estrella de la ingeniería de automoción rusa.

 

Marussia B1

 

Marussia B2

Con un diseño futurista y con los más altos estándares de seguridad del mercado en el momento de su producción, el B2 es un deportivo que se atreve con todo. Con un aspecto más agresivo y dominante, el fundador de la compañía Nikolay Fomenko tuvo una intervención notable en el proyecto. Tecnológicamente es muy similar a su predecesor: presenta un motor V6 ultracargado con un potencia de 420HP, superior al del Marussia B1 y puede alcanzar una velocidad de 310 km/h. Las 500 unidades que se fabricaron se vendieron en pocos meses. Su precio era de 175.000 dólares.

 

Marussia B2

 

Proyecto Marussia B3

Uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía rusa, el B3 iba equipado con

un motor V8 Marussia de 500 HP de potencia, una verdadera bestia de la carretera. Un modelo más barato que sus competidores y con un potencial enorme. Entonces, ¿por qué no se llevó a cabo?

Porque Marussia cerró en el 2014, a pesar de su éxito y la belleza y calidad de sus modelos, una mala gestión de sus activos financieros y problemas en la F1, donde Marussia participó durante 3 temporadas, provocó la caída de la leyenda.

Una desgracia para el panorama automovilístico ruso, ya que Marussia había demostrado que Rusia era capaz competir de “tú a tú” con las grandes marcas extranjeras como Ferrari y Lamborghini. Debido a la rápida disolución de la empresa, tampoco es posible adquirir este deportivo ruso en un concesionario.

 

Marussia B3

 

Aun así, el recuerdo de la grandeza del Marussia, no se olvidará jamás. Y quién sabe, si en un futuro resurgirá de las cenizas como el Ave Fénix.

 

 

Aquí te dejo un vídeo de un Marussia B2 en acción:

 

Querido Russian Lover, ¿a qué molaría pegarse una grandiosa juerga en Moscú conduciendo este increíble bólido? No lo dudes más, ¡la vida es sólo una!

 

Descubre más gigantes de la automoción MADE IN RUSSIA haciendo click aquí

 

PATRONES

#RL PATRÓN

#RL MAYOR

#RL MINI

EnglishSpanish