La legendaria resistencia rusa en Sebastopol | Russian Lover Site

La legendaria resistencia rusa en Sebastopol

Sebastopol en tiempos de la II Guerra Mundial fue la principal base naval rusa en el Mar Negro.

Desde allí se controlaban las comunicaciones marítimas  con Europa oriental, por eso era un objetivo vital para la Alemania Nazi.

Sebastopol ha sido la base de la Flota rusa desde el siglo XVII debido a que, tal como señalara el famoso Almirante Alexandr Suvórov, cuenta con una posición estratégica que la hace casi inexpugnable.

 

Flota rusa mar negro batalla de Synope 1853
Flota del Mar Negro después de la Batalla de Synope en 1853

 

Sebastopol resguarda el presente y el pasado de Rusia

No es el único puerto ruso en el Mar Negro, pues Rusia cuenta con los puertos de Odesa, Novorossiysk y Constanza, que eran utilizados para transportar muchas de las riquezas que se producían en las industrias rusas: petróleo, minerales, trigo, entre otros.

El particular relieve marino también hacen de Sebastopol un sitio muy especial, pues posee un doble fondo donde estarían resguardados muchos de los restos de los acontecimientos históricos que allí se han registrado.

 

Sebastopol es la principal base naval rusa en el Mar Negro

Pero para defender precisamente estas riquezas la base naval rusa de Sebastopol era el principal bastión.

En esta base estaban asentadas:

  • 7 divisiones de infantería
  • 1 división de caballería desmontada
  • 2 brigadas de infantería,
  • 3 brigadas de fusileros navales,
  • 2 regimientos de infantería de marina
  • Más de cien mil hombres.

Respecto a la fuerza naval apostada en esta base, la misma estaba constituida por: :

  • 1 acorazado
  • 3 cruceros
  • 12 destructores
  • 50 submarinos

Además, las defensas de la base naval rusa estaban reforzadas con:

  • Casamatas de gran tamaño
  • Puesto de artillería construidos con concreto
  • Cúpulas acorazadas
  • Túneles laberínticos
  • Santabárbara subterránea

En cuanto al arsenal ruso para defender esta base naval, se contaba con:

  • 45 unidades con cañones navales pesados
  • Cañones de 305 milímetros (12″),
  • 10 regimientos de artillería,
  • 2 batallones de cohetes
  • 1 regimiento antitanque
  • 600 cañones
  • 2000 morteros.

El acoso alemán por tierra y aire contra la resistencia rusa

Viendo la imposibilidad de superar este gigantesco poderío naval para tomar Sebastopol la plana mayor de la Alemania Nazi, con Von Manstein a la cabeza, decidió utilizar los recursos donde eran superiores: la aviación y la artillería.

Aunque los alemanes habían podido movilizar desde Rumania algunos de sus submarinos y lanchas con lanzatorpedos, estos no eran suficientes para abatir las fortalezas de Sebastopol por lo que decidieron iniciar intensos bombardeos por tierra y aire.

Por aire utilizaron todo el poder de fuego del Octavo Cuerpo Aéreo del General Richthofen para apoyar la artillería en tierra y al final emplearon Stukas lanzándose en picada.

Por el lado de la artillería los alemanes hicieron uso de Thor, Gamma y el Gran Gustavo para batir las defensas de Sebastopol.

 

LA GRAN GUERRA PATRIA. LA DEFENSA DE SEBASTOPOL. (Idioma ruso con subtítulos)

 

Los gigantes de la Alemania Nazi: Thor, Gamma y el Gran Gustavo

Gamma era un mortero que tenía las siguientes características:

  • Proyectiles de más de 16 pulgadas y con un peso de casi una tonelada
  • Alcance de 14 mil metros
  • Era operado por 235 artilleros

Thor (que también era llamado Karl) contaba con los siguientes recursos:

  • Proyectiles de 615 milímetros (24,21″) y 2 toneladas de peso (ideal para destruir fortificaciones de concreto)
  • Cañón de 5 metros de largo
  • Sistema de retroceso de gran tamaño

El Gran Gustavo era el monstruo de la artillería alemana y era conocido por usar:

  • Proyectiles de casi 32 pulgadas y 5 toneladas de peso
  • Alcance de 47 mil metros
  • Cañón de 32 metros y medio de largo
  • 60 vagones de ferrocarril para ser transportado

 

Fin de la resistencia rusa en la base naval de Sebastopol

Durante 347 día los valientes soldados rusos resistieron el asedio de Thor, Gamma y el Gran Gustavo, escuchando sonar inmensas explosiones a su alrededor que podían desmoralizar a cualquiera.

Hasta el momento de la caída de Sebastopol se pensó que la flota rusa sería hundida para que no cayera en manos del enemigo, tal como se hizo alguna vez en Crimea y Novorossiysk.

Pero esta vez fue diferente y después de la gran resistencia rusa caería Sebastopol y el 4 de febrero de 1943 comenzaría la reconquista con la recaptura de Novorossiysk.

 

Sebastopol en la actualidad guarda recuerdos en su doble fondo

Hoy en día Sebastopol sigue siendo la base de la Flota del Mar Negro y sitio de arribo de barcos mercantes y cruceros.

Están allí además gigantescos astilleros y grandes empresas que hacen de este puerto uno de las más concurridos del mundo.

 

El doble fondo donde se guardan “peligrosos” recuerdos

Entre los acontecimientos históricos que rodean este escenario de la gran resistencia rusa durante la II Guerra Mundial se pueden señalar:

  • Participación de León Tolstoi en la defensa durante la Guerra de Crimea en la década de los 50.
  • Lugar de donde partió el ejército blanco combatiente de los bolcheviques
  • Asedio de la Alemania Nazi.

Por si fuera poco, recientemente se descubrió que esta sede de una de las bases navales rusas más importantes de Europa oriental cuenta con una bahía de doble fondo donde estarían resguardadas auténticas reliquias.

Una capa de 15 metros de profundidad que guarda recuerdos

Este doble fondo se trata de una capa de lodo de quince metros de profundidad que cubre el fondo rocoso y donde estarían depositados gran cantidad de objetos que han quedado como huellas de históricos enfrentamientos como el de Crimea y la II Guerra Mundial.

De allí que anualmente el fondo lodoso de Sebastopol es de interés de amantes de la arqueología, quienes buscan huellas del pasado.

Hasta ahora los entusiastas arqueólogos o en camino de serlo han encontrado vajillas, anclas, ánforas y otros objetos que se hundieron con la nave donde iban.

 

Un legado de residuos tóxicos industriales que debe permanecer intacto

Los objetos de mayor interés entre los buscadores han sido las bombas inglesas que no detonaron cuando la primera guerra, así como parte del millón de bombas y proyectiles alemanes sin detonar que llovieron durante 5 días de asedio.

Pero eso no es todo el peligro que entraña el doble fondo de Sebastopol, porque además guarda residuos tóxicos industriales que la comunidad científica ha recomendado dejar intactos hasta conseguir una tumba definitiva para este peligroso material.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

al canal de Youtube de Russian Lover

Tu aventura rusa empieza aquí