La Cámara de Ámbar fue la habitación del Zar de Rusia que data de 1707 aproximadamente, una habitación construida con paneles y muebles de astillas de ámbar. El ámbar es una piedra semipreciosa que llegó a valorarse 12 veces más que el oro. Se consideró una obra maestra de gran valor, orgullo del Imperio Ruso que misteriosamente desapareció durante la Segunda Guerra Mundial, sin dejar huellas. 

Esta obra sobrevivió la Revolución de 1917 y la Guerra Civil, pero al comienzo de la década de 1940 comenzó a ser víctima de varios ataques hasta que finalmente desapareció. 

Al igual que los tesoros artísticos de Leningrado el Gobierno Soviético trató de evacuar la Cámara de Ámbar a Sverdlovsk en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial. Pero esta tarea no se pudo llevar a cabo porque el ámbar estaba muy debilitado y era imposible desmantelarla sin hacerle daño. Pero se dice que se trató de tapar con papel común para que no fuera percibida por los enemigos. Sin embargo, esta tarea fue en vano pues fue descubierta por los alemanes, desmantelada y trasladada al Castillo de Königsberg donde se exhibió desde 1941 hasta 1944. Con el bombardeo británico de julio de 1944 se sabe que la cámara sufrió daños cuando fue vista por última vez. 

Y…

 Fotografía coloreada  de la cámara de Ámbar en el año1931.

 

¿Dónde puede estar la cámara de Ámbar? 

Se dice que los Nazis evacuaron los tesoros artísticos del Castillo de Königsberg hacia el oeste y que allí pudo haber ido la cámara. Pero otro grupo de historiadores cree que esto es imposible ya que la evacuación de Prusia Oriental fue todo un caos sin tiempo para lo que significaba desmantelar y transportar esta valiosa obra. 

Otra hipótesis es que fue desmantelada del Castillo de Königsberg y que fue trasladada en un barco alemán que naufragó. 

Sin embargo, están quienes piensan que esta cámara nunca pudo ser desmantelada y quedó destruida durante la Batalla de Königsberg que se dio por la fecha de 1945. 

La Cámara de Ámbar pasó al olvido durante muchos años dándose completamente por perdida. Sin embargo, un hecho ocurrido en el 2005 reabrió la historia. El descubrimiento de unos túneles subterráneos en la Baja Silesia (Polonia) dejó al descubierto un Convoy Nazis, se llegó a rumorar que en uno de sus vagones se encontraba la Cámara de Ámbar junto con otros tesoros de la época. Pero hasta la fecha no se ha confirmado nada. 

 Al día de hoy es posible que la Cámara de Ámbar se encuentre fragmentada y distribuida entre personas que desconocen su origen y su valor.

 

La octava maravilla del mundo.