¿Frío o calor? ¿Invierno o verano? ¿Nubes o sol? ¿Nieve o lluvia? … 

Estas preguntas te las haces en momentos cruciales de la vida como cuando vas a salir de vacaciones, por ejemplo, pero hay períodos que pueden ser más trascendentales, menos efímeros. Tal vez por cosas casuales, por oportunidades u obligaciones de tipo laboral, académico o económico, quizás porque te dio el arrebato y es hora de darle un giro a tu vida, de aventurarte a explorar, a descubrir nuevos horizontes, te toque hacerte estas preguntas para referirte al clima al que te expondrás en el lugar que será tu nuevo hogar. Si ese lugar es Rusia entonces ya sabes que tu respuesta está dominada en un porcentaje bastante alto por el frío y la nieve…  vamos, sí, claro que hay verano, pero los centros meteorológicos han detectado que desde el año 2.000, los veranos han sido más frescos y la media, sigue bajando. 

De fama mundial e histórica, el frío ruso se ha ganado su puesto en el “top of mind” de los habitantes del mundo. Ya recordarán las razones de la fortaleza y tesón que se asocia a los habitantes de esta región del planeta, y de la imposibilidad de vencer sus ejércitos en su propio terreno; Rusia es considerado un país inconquistable. Napoleón y Waterloo podrían ser una de las primeras razones históricas que se te vengan a la cabeza, luego una más fresca con Hitler y su plan barbarossa y la inmemorable batalla de Moscú, que dio un giro mortal a la II Guerra Mundial. Los habitantes de este país son especiales, no hay duda de ello, pues ese tesón, esa testarudez los hizo dueños innegables de su terruño, al que dominaron no por luchar en su contra, si no por entender su dinámica, por adaptarse a sus caprichos y sacarle provecho hasta el punto de crear una poderosa nación a la que alguna vez, le temió el mundo entero.

Vivir en Rusia requiere de una visión especial de la vida y para un extranjero ha de ser más duro adaptarse y entender la dinámica de una cultura tan compleja que se ciñe a las demandas del clima que le gobierna. El frío será tu enemigo si no lo comprendes, si no te adaptas, si luchas en su contra. Por eso el camino es buscar y encontrar la forma de hacerlo tu amigo y la clave la tienen quienes viven allí. La pesca en los ríos y lagos congelados parecen una actividad genial para ponerte en contacto con ese espíritu ruso, los deportes de invierno como el esquí y el snowboarding son tan atractivos y llenos de adrenalina que te animan a practicarlos nada más por el hecho de vivir intensamente, los paseos en busca de fuentes termales, las villas de postal con sus paisajes de cuentos de navidad, los ratos con tus seres queridos alrededor de una chimenea y a la luz de un buen vodka, el amor de la persona que amas y que promete calentarte en sus brazos… en fin. Vivir en Rusia es una gran aventura y es tan fácil o difícil como la hagas tú mismo. La felicidad no está en el clima, sino en el calor que abrigan tus sueños. Por eso, tú puedes ser el próximo Russian Lover.

EL BAILE ETERNO DE LA NIEVE

 

¡No te lo pierdas!
Rusia ¡Gran aporte tecnológico para llegar a la luna!

La religión en Rusia

¿CÓMO ES LA RELIGIÓN EN RUSIA? Existen algunas imprecisiones sobre la práctica religiosa en Rusia, planteándose incluso equivocadamente en ocasiones

Leer más »