Economistas, científicos, técnicos, militares y hasta deportistas todos juntos trabajaban en aquella Rusia que vivía las tensiones de la post guerra de 1945;

se trataba del momento de la Unión Soviética, la cual financiaba grandes ideas aportadas por su sociedad de aquel entonces que contribuyeran a fortalecer su tecnología militar.

Es en esa época que se le da vida al primer ekranoplano que conoció nuestra historia; se trataba de una aeronave parecida a un avión que navegaba sin tocar el agua, aunque la idiosincrasia rusa prefería decir que era un barco que volaba. 

 

 

Después de todo, los barcos tienen cierta importancia dentro de la historia tecnológica rusa, se refleja también en el Lada, por ejemplo, un antiguo término ruso que significa barco, elegido como el nombre del mítico coche de la época soviética.

 

The ekranoplan A-90 Orlyonok (Eaglet) flickr.com (Sergey Rodovnichenko)

 

Ya sea un barco que vuela o un avión que navega, lo que sí es seguro es que el ekranoplano es una especie de fusión entre un barco y un avión. Realmente es una aeronave con características muy particulares con sello ruso.

Vuela a muy pocos metros de altitud sobre el mar o terrenos planos como puede ser aquellos nevados o llanuras totalmente despejadas, cuenta con unas alas cuadradas que buscan generar el llamado “efecto suelo”.

 

 Sea Eagle Flying (https://es.wikipedia.org)

 

El primer ekranoplano, diseñado por Rostislav Alexeiev, fue conocido en la historia como el Monstruo del Mar Caspio, una aeronave de 544 toneladas de peso del cual ya no queda rastro, debido a que su piloto rompió el principio científico de estos aparatos, elevándolo a más de 5 metros de la superficie del mar, provocando su eminente estrello contra el agua.

Convencidos de que se trataba de una tecnología prometedora, Roberto Bartini consigue el financiamiento para construir el siguiente ekranoplano llamado Bartini Beriev VVA-14 en 1970, aunque de menor tamaño no había que dudar de su potencia considerado todo un anfibio.

Este ekranoplano podía despegar de manera vertical desde la superficie del agua; volar a gran velocidad y permanecer en el aire durante largas distancias. Este proyecto se detuvo tras la muerte de su creador Bartini en 1974, actualmente es una nave desmantelada que puede apreciarse en el Museo de la Fuerza Aérea de la Federación Rusa en Monino.

 

Bartini. (https://commons.wikimedia.org)

 

Tras el de Bartrini, otros modelos de ekranoplanos fueron diseñados sin alcanzar gran relevancia dentro de la historia, la Pequeña Águila conocida como Orlyonok, posteriormente el Lun y finalmente el Spasatel, pasaron a la historia cono intento de ekranoplanos rusos. Este último diseñado como el primer ekranoplano con una misión diferente al de sus pares, construido con la intención de ser un hospital volante con capacidad de 500 personas; lamentablemente nunca llegó a terminarse; sin embargo, su fuselaje aún se conserva.

Pero los ekranoplanos no significa sólo historia para Rusia, Chaika A-050 es el nuevo diseño terminado que espera ver luz entre el 2020 y el 2022, un ekranoplano alejado de toda misión de guerra, concebido para el transporte de pasajeros, se cree que tendrá una capacidad de 100 persona ¡Toda una novedad!. 

Tendremos que seguir atentos para seguir escribiendo la historia de los ekranoplanos rusos.

 

El monstruo del Mar Caspio. Evolucion del Avion “Efecto Suelo”.