Todo el mundo que visita Rusia se da cuenta que en este país la cultura y la educación alcanzan una dimensión digna de ser nombrada aparte. La gente tiene un interés especial por la historia, la cultura, la lectura y la manera de expresarse por lo general es muy inteligente, respetuosa y alejada de excentricidades propias de la globalización.

Una de las cosas que nos cuesta más a los españoles es acostumbrarnos a dirigirnos a las personas de usted, y no solo a nuestros mayores, sino con familiares directos, personas desconocidas e incluso con gente joven. Para dirigirnos a alguien además suele ser más correcto utilizar su nombre y apellido. Por lo tanto quien utiliza un lenguaje vulgar tiene menos posibilidades de ser tomado enserio y por consiguiente tendrá menos oportunidades en este país.

Formalidad, educación, respeto y cultura ante todo. Y esto es algo que se inculca a todo el mundo ya desde la infancia y os aseguro que es muy difícil encontrar un niño maleducado y con malas formas pegando saltos y gritos sin control por la calle. Y es que en Rusia hasta los políticos guardan las maneras. No os voy a decir que todos sean buenas personas y que muchos no sean corruptos como en todas partes, pero da gusto oírles oye. Y si hablamos del presidente Vladimir Putin ya hablamos de algo exagerado. Sus discursos son sublimes, puedes estar de acuerdo con lo que dice o no, pero vas a encontrar pocas incoherencias ideológicas, gramaticales o palabras dejadas al azar o a la improvisación irracional. Aquí la política es muchas cosas, pero lo que no es… es un circo de variedades. Y se agradece porque cada vez que leo o escucho a los políticos de mi país, me dan ganas de no volver.

¡No te lo pierdas!
Estas palabras son sobre ti... ¡Moscú!

Y bien, no penséis que exagero con el tema de la educación, he visto niños de 5 años hablar con más respeto, seguridad y con una capacidad de construir pensamientos mejor de lo que lo haría yo mismo o muchas personas adultas que conozco. Los niños en la guardería rusa aparte de jugar en el patio y colorear siluetas, saben bailar, cantar, hablan en inglés, actúan en obras de teatro de carácter culto y  recitan poesía de grandes autores clásicos. Por no decir que  muchos ya tienen cierto dominio de algunos instrumentos musicales a edades inferiores a los 7 años. Y esto es algo generalizado, no solo cosa de algunos y os lo digo porque lo he visto con mis propios ojos y realmente me ha sorprendido.

¡No te lo pierdas!
José Carreras, el tenor que enamoró a Rusia

Todo esto que digo, es fruto de la metódica y la voluntad de hacer las cosas bien, natural de Rusia. Cuando empecé a estudiar ruso en Barcelona con una profesora nativa, ya me di cuenta que esto de Rusia iba de otra cosa… Y la verdad es aunque aveces cuesta adaptarse a esta mentalidad y sinceramente aquí hecho de menos la espontaneidad que caracteriza a los españoles y su humor único, pero nadie puede negar que las cosas ordenadas y la constancia del esfuerzo, siempre acaba dando sus frutos. Por eso Rusia y pese a estar marginada en el mundo, tiene mucho más futuro de lo que a muchos les gustaría.

¡No te lo pierdas!
Ekranoplano ¡Aeronave excéntrica con sello ruso!

Para que no os asustéis ni os imaginéis que a los niños en Rusia se les educa en centros militares o cosas por el estilo que ya os están pasando por la cabeza, os dejo un pequeño vídeo tipo anuncio que he hecho para una guardería en Moscú. Aunque no salen los niños ya que no se podían mostrar, seguro que os va a sorprender como luce una guardería típica en Moscú y en que ambiente saludable y natural se crían los pequeños. Si hubiera tenido yo una guardería así de bonita, seguro que me acordaría de ella…

Esto ha sido todo por hoy, otro día si me dan permiso os comparto un post con los bailes y las actuaciones de los niños en los festivales de final de curso que también tuve la oportunidad de filmar.

¡No te lo pierdas!
Más de mil años de trajes rusos.
EnglishSpanish