Hoy quería hacer una pequeña reflexión sobre la libertad de expresión y del acceso a la información de los ciudadanos. Un tema siempre muy controvertido y que al relacionarlo con Rusia muchas personas se tiran la manos a la cabeza de manera reactiva y en realidad sin saber demasiado porque. Pero como he oído ya de todo, que si Rusia es una dictadura, que solo hay mafia, que si se maltrata a los negros y a los homosexuales por la calle, que si aún se vive aquí en el comunismo etc.. creo conveniente empezar a comentar algunas cosas para que todos juntos empecemos a tocar de pies a tierra. Y de hecho no os preocupéis porque para empezar no pretendo hacer un post demasiado largo ni polémico. Hoy lo único que tengo en mente es hablar de internet móvil.

-.¿Que tendrá que ver la libertad de expresión con la conexión a Internet?

Bueno, no hace falta que le diga a nadie que internet a día de hoy es la primera ventana que tiene cualquier individuo al mundo de la información. Y no un tipo de información que alguien te obliga de manera indirecta a consumir como la de la televisión o los periódicos, sino un tipo de información que ya casi es a la carta y en la que nuestra inteligencia, instinto y ganas de saber son quienes nos guían en el camino. Con internet podemos traspasar muros, gobiernos, fronteras, ideologias, y conocer cosas que jamás habríamos soñado que averiguariamos de otra manera. Y es que internet ya no es solo una opción sino una necesidad para todo el mundo que tenga una mente despierta y hambrienta. Para mí al menos, vivir sin internet sería como ser un pájaro al que le han cortado las alas y le han sustraído cualquier esperanza de volar de su alma. Aunque hay que diferenciar esta necesidad natural con la necesidad que el mismo sistema nos ha impuesto. Y es que Internet también es política, control y burocracia no seamos ingenuos. Cualquier tipo de gestión administrativa requiere del uso de esta herramienta, nuestros datos personales y movimientos están registrados por todos sitios y para el mundo laboral ya es algo más que obligatorio. Quien no utilice Internet se puede casi considerar desempleado de por vida. Así que estamos todos controladitos. Pero a mi me gusta pensar que internet es un bien para la humanidad. Así que aunque seamos esclavos de ello en muchos sentidos, creo que el internet benigno y el acceso al mismo debería ser un derecho obligatorio para cualquier ciudadano. Incluso debería ser gratuito. ¿Por qué no?

La cuestión es que viviendo en Rusia me he dado cuenta de la abismal diferencia tecnológica en materia de internet que hay entre mi país natal España con Rusia, siendo mi país desafortunadamente el claro perdedor aunque a muchos les resulte ciencia ficción. Ahora cuando tengo la oportunidad de ir de vacaciones a Barcelona sufro en mis carnes la clara desventaja tecnológica y de precios. Pues es muy difícil vivir sin internet y más para alguien que trabaja cada día en el NET. ¿Cómo iba a escribir este post sin internet? ¿Que sería de Russian Lover sin su .NET? ¿Cómo me expresaría a 4000Km de mi casa? Además es todo muy incomprensible porque Barcelona presume de ser la ciudad de vanguardia en materia de internet en el mundo mundial con su Mobile World Congress y demases. Nada más alejado de la realidad. 

De hecho me estoy poniendo ya de mala leche escribiendo esto porque este es uno de los motivos por los que me tuve que ir de mi país al que sigo queriendo mucho por cierto. Perdón, no me fui de mi país, me echaron. Nos hecharon quiero decir. A muchos. A patadas.

¿De qué hablas, te fuiste o te hecharon de España por la conexión a Internet? No entiendo nada.

No, me refiero a que aveces las mafias auténticas y la corrupción de alto nivel no hay que buscarlas en otras fronteras, sino en nuestra propia casa. Pero siempre es más fácil hablar de la mafia rusa o la italiana que de gas inoloro.

Pues vamos al grano, lo del internet en España es una vergüenza y la estrangulación a la que se somete a sus ciudadanos haciéndoles pagar miles de euros al año en Internet y acceso a la información es exagerada. Pues se está vendiendo un bien de primera necesidad y que estamos condenados a utilizar a precio de oro. En algunos países ya se paga por respirar. No estamos tan lejos. La mayoría de la gente está hipotecada con contratos de hasta dos años con el móvil y lo más triste de todo es que que el grifo del Internet está tan limitado que no fluye como debería. Quizás no sea un tema tecnológico sino la imposición de contadores de megas de la avaricia. En definitiva, la información es defectuosa, lenta e inaccesible para al consumidor primordialmente porque es carísima y el horno no está para galletas. Frustración total.
De hecho ni siquiera puedo hablar normalmente con todos mis amigos o miembros de mi familia por Internet (año 2016) desde Moscú porque o bien su conexión es paupérrima o porque intentando ahorrar unos euros para vivir no se pueden permitir un acceso a Internet que permita algo tan simple hoy en día como una llamada de whatssap en plena calle y sin estar contando cuantos megas (euros) te están robando.

Dicho esto y sin enrollarme demasiado vamos a hablar de tarjetas de prepago para el uso de internet móvil, pues son las que utilizo tanto en España como en Rusia y con una simple comparación entenderemos cual es el problema de verdad. Por cierto en Rusia no hay contratos con las compañías telefónicas. Así que cualquier persona puede presumir de ser LIBRE en mayúsculas. ¿Y tu de quién eres? Yo de MoviNadie.

Comparamos Moscú con Barcelona y las opciones que tenemos de en un mismo día acceder a internet de manera móvil y sin contratos :

Barcelona (ciudad Mobile World Congress): Por 29 euros al mes tienes una tarjeta de prepago de hasta 5GB en consumo de internet. Velocidad máxima no especificada. Hay opciones más baratas como por ejemplo 6 euros al mes y 1,2 GB en consumo de internet móvil. (Precios de una compañía muy conocida Low Cost a día de hoy).

Rusia: Por 1290 rublos (17 euros) acceso a 30 gb para el consumo de internet en un mes y SIN LÍMITE de GB de descarga por las noches. Velocidad 4G+ o LTE advance. La opción más barata para el acceso a internet móvil sería de 3 GB por 300 rublos (4 euros). ( Precios de una compañía NO LOW COST a día de hoy y para la ciudad de Moscú. En otras regiones fuera de Moscú los precios pueden ser incluso mucho más baratos hasta el 50% de lo citado). Recientemente en la región de Kaluga compré una SIM de 6 gb por 250 rublos.

Bueno, sin enrollarme más y podéis estar de acuerdo o no, pero para mí Internet es libertad de expresión. Entre otras cosas el Internet me sirve para escribir este blog y comunicarme abiertamente con el mundo. Cuando no puedo hacerlo ya sea por la barrera tecnológica o presupuestaria pues mi libertad es mermada. No sé vosotros pero yo con 1,2 gigas no paso ni siquiera un día. ¿Cómo pasar un mes…? Ahhh soy esclavo de Internet.

Concluyendo rápido, en estos momentos Rusia tiene un modelo de acceso a la información MUCHO más abierto que el modelo Europeo y ya no me refiero solo al Internet móvil. La televisión por cable es baratísima en comparación, los libros, la cultura, la educación etc.. son realmente accesibles a la gente.

Vamos que NOS ROBAN. ¡Seguiremos hablando del tema!

PD: ¡Por suerte en el metro de Moscú hay WIFI Gratuito de alta velocidad desde hace tres años! No os perdáis mi nuevo vídeo EL METRO DE MOSCÚ en el canal de Youtube de Russian Lover.  

¡No te lo pierdas!
Tacones de aguja, minifaldas, abrigos y mucho equilibrio

La religión en Rusia

¿CÓMO ES LA RELIGIÓN EN RUSIA? Existen algunas imprecisiones sobre la práctica religiosa en Rusia, planteándose incluso equivocadamente en ocasiones

Leer más »