Cuando pensamos en Rusia como destino turístico, lo primero que nos viene a la mente son dos cuidades: Moscú y San Petersburgo.

La primera, Moscú, no necesita presentaciones. Es la ciudad más importante del país, la capital, con lugares tan interesantes como el Kremlin o la Plaza Roja.

San Petersburgo tampoco se queda atrás. Segunda ciudad más poblada de Rusia, su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde hace más de 20 años.

Magadan, Magadán o Магада́н seguramente no os suene como las dos anteriores, pero es otro rinconcito más para descubrir de la extensa Rusia.

Se sitúa en el extremo oriental del país, ciudad costera con puerto en el mar de Ojotsk, por lo que la pesca y la industria relacionada con ella son muy importantes para la ciudad.  

 

 Para muchos Magadan viene unida a un pasado triste, ya que durante la época de Iósif Stalin se convirtió en zona de paso de prisioneros del Gulag (Dirección General de Campos de Trabajo). 

Desde 1996 un monumento llamado La Máscara de la Tristeza recuerda a todas las personas que murieron en los campos de prisioneros.

La estatua, de 15 metros de altura, muestra una gran cara con una lágrima que cae de su ojo izquierdo, representando los rostros de esos prisioneros.

 Foto: Wikipedia.org

 

¡No te lo pierdas!
¿Quién dijo vodka?

El ojo derecho simula una puerta o ventana enrejada, recordando sus celdas.

La parte trasera de la estatua está custodiada por una niña que solloza de rodillas. 

Uno de los principales puntos de interés que alberga Magadan es su preciosa Catedral de la Santísima Trinidad, construida en 1985, coronada por sus cúpulas doradas, que contrastan con el color blanco que predomina en toda la fachada.

Con sus más de 70 metros de altura se ha convertido en una de las más grandes de Rusia y por supuesto en la mayor de la zona del extremo oriental, visible desde cualquier parte de la ciudad, así que si decides visitar Magadan, no podrás perderla de vista.

Otra cosa que tampoco deberías perder de vista es una buena prenda de abrigo. El clima de esta ciudad cálido, lo que se dice cálido, no es. Piensa que sólo 6 meses del año están por encima de los 0º, pudiendo llegar a los 38 grados negativos durante los meses de invierno.

 

Si el frío no te ha supuesto ningún problema hasta ahora, nuestra ruta por Magadan continúa hacia la bahía de Nagaev, donde podrás admirar “La corona de piedra”, monumento natural formado por una serie de rocas, conjunto que se asemeja a una corona. 

Desde la bahía, la figura de “Vremya”, un enorme mamut hecho a partir de piezas metálicas, nos muestra a su espalda el horizonte marino, congelado durante los meses más fríos del año y sólo apto para el baño para los más valientes. 

 Foto: http://danilchenko.livejournal.com

 

¡No te lo pierdas!
Rublo: Los Secretos de la moneda rusa que pocos conocen

¿Quieres saber más sobre la forma de vida y la historia de esta zona? Entonces no dudes en visitar el Museo Regional de Sabiduría Local, muestra de la fauna autóctona, vestimenta típica de los antepasados, etcétera.

No será la ciudad más turística de Rusia, lo sabemos, pero sí un lugar por descubrir.   

 

La religión en Rusia

¿CÓMO ES LA RELIGIÓN EN RUSIA? Existen algunas imprecisiones sobre la práctica religiosa en Rusia, planteándose incluso equivocadamente en ocasiones

Leer más »