China y Rusia impulsan la Nueva Ruta de la Seda | Russian Lover Site

China y Rusia impulsan la Nueva Ruta de la Seda

China es una nación milenaria que se ha dado a conocer a través de todo el mundo por su extensa historia cultural y últimamente por su gran influencia económica, y prueba de ello es el proyecto de la nueva ruta de la seda en el que Rusia es su socio protagonista.

 

Mapa de la nueva ruta de la seda*
 *Imagen: En rojo (Rusia), Amarillo (Kazajistán), Marrón (China), Verde (Bielorussia), Violeta (Polonia), Azul (Alemania)/ Línea de puntos: Ruta Transcontinental Ferroviaria de 16 días, Línea continua: Ruta de transporte marítimo de 36 días.

 

Se llamó Ruta de la seda a la red comercial que China creó para vender su seda en el siglo I AC. Era una inmensa red de distribución que incluía casi toda Asia, Europa y África

Esta red comercial le permitió a China convertirse en aquella época en la primera potencia mundial. Gracias a esta ruta de distribución de la seda la economía china alcanzó la Edad de Oro.

 

Mapa representativo de los viajes de Marco Polo. (Trabajo de Maximilian Dörrbecker (Chumwa) publicado en Wikipedia.org)

La Ruta de la Seda: El camino hacia la Edad de Oro

La economía china adquirió carácter de potencia mundial en la llamada Edad de Oro, entre los siglos V y XIV, y se mantuvo por aproximadamente 550 años.

La mayor grandeza económica fue alcanzada durante la dinastía Song en el año 960 D.C., cuando se aseguró una considerable prosperidad y riquezas que difícilmente serían superadas en otra época.

Para esa época, China se encontraba en una constante lucha por mantener el puesto de máxima potencia mundial ante la India y el imperio inglés, y para ello utilizó la ruta de la seda.

 

Retrato del emperador chino Taizu de Song (r. 960-976), fundador de la dinastía Song tras la reunificación China.

 

La conquista del mundo a través del comercio

A diferencia del imperio inglés o el imperio romano, quienes utilizaban la fuerza para la conquista de territorios, China utilizó la predilección que todo el mundo sentía por su seda para convertirse en una potencia mundial.

Las países opuestos a esta estrategia trataron de llevar a cabo acciones que impidieran la comercialización de los productos chinos. Por ejemplo, el senado romano prohibió el uso de la seda.

Sin embargo, este tipo de medidas (parecidas a las que actualmente busca imponer Estados Unidos) no pudieron impedir que a los mercados siguieran llegando los productos chinos.

 


Pintura Richard-Karl Karlovitch en el siglo XIV de una caravana de camellos recorriendo la Ruta de la Seda en la ciudad de Samarkanda, Uzbekistán.

¿Por qué desapareció la Ruta de la seda?

Aunque el tráfico comercial de diversos productos a través de esta ruta permitió a China convertirse en una potencia económica en aquella época, luego del siglo XVI esta red comercial sería cerrada.

Los gobernantes chinos ante el temor de una invasión japonesa, inglesa o mongólica prefirieron cerrar sus rutas comerciales y aislarse del mundo.

La estrategia de aislamiento mantuvo a China dormida hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando se retoma la idea de convertirla nuevamente en una potencia a través del comercio.

 

Taller de artesanías, China

 

El relanzamiento de la ruta de la seda

En la Edad de Oro la red comercial de distribución de la seda alcanzó una extensión de más de 8000 kilómetros que permitía llevar té, seda y otros artículos a la India y diversos países del mar Mediterráneo.

Hoy en día el presidente chino, Xi Jinping, ha retomado la idea de la ruta de la seda y con una inversión de casi mil millones de dólares se está creando una nueva ruta que enlaza a China con más de sesenta países.

Esta nueva red comercial incluye trenes, ferrocarriles, puertos y oficinas comerciales que llevarán los diversos productos chinos alrededor del mundo.

Se estima que la inversión directa estará por el orden de los 90 mil millones de yuanes, lo que equivale a 13 mil millones de dólares) entre 2013 y 2018. Esto se traduce a 460 mil millones de dólares cada año.

 

El presidente de China Xi Jinping

 

Las expectativas de la nueva ruta de la seda en la actualidad

Ahora con esta nueva ruta de la seda China retomará el camino para convertirse en una potencia mundial, tal como fue a partir del segundo siglo antes de Cristo cuando se creó la ruta de la seda que conectaba la ciudad de Xi’an con países de Occidente a través de tierra y mar.

Se trata de un proyecto conocido con el nombre de “la Franja y la Ruta”, con el cual China ofrece financiamiento para el desarrollo de la infraestructura a los países con quienes se conectará.

En la cumbre de Beijing el presidente chino ofreció detalles sobre la participación de diferentes países en el proyecto, entre ellos Rusia.

 

Ciudad de Hong Kong

 

Beneficios de la puesta en vigencia de la más extensa red comercial

Durante la cumbre de Beijing fueron resaltados los beneficios que representa esta iniciativa comercial por parte de china.

Algunos de los beneficios de esta nueva propuesta china son:

  • Facilidades de financiamiento
  • Uso compartido de una red comercial internacional
  • Disminución del impacto ambiental
  • Oportunidades de desarrollo
  • Uso exclusivo y aprovechamiento de alta tecnología como el Beidou o las redes 5G

 

 

Rusia: socio cercano de China en su nueva ruta de la seda

La Federación de Rusia ha demostrado su interés en hacer que la nueva ruta de la seda se convierta en una realidad, porque esto permitirá un mundo más equilibrado.

Esta nueva red comercial entre China y más de 60 países creará un nuevo orden mundial, siendo Rusia uno de los países más interesados en que desaparezcan las barreras comerciales que imponen países como Estados Unidos.

 

EE.UU y China se disputan el liderazgo del comercio mundial

 

Estados Unidos estaría perdiendo peso y presencia en el mundo con esta nueva iniciativa comercial por parte de China, de allí que se oponga a la misma.

Sin embargo, ya son más de 170 países los que lucen interesados en participar en el proyecto. Esto permite suponer que estamos a la puerta de una nueva edad de oro china.

En definitiva, la nueva ruta de la seda plantea un cambio profundo en la forma como el gigante asiático se relacionará con el mundo y el nuevo orden mundial que busca implementar.

Aunque China sea la impulsora de este proyecto de magnitudes colosales, está claro que quien posee el territorio más extenso del mundo, con más fronteras e intercomunicaciones, es Rusia. Así que auguramos un tándem de amistad y simbiosis entre Rusia y China en los próximos años.

El nuevo ciclo del comercio y de liderazgo de las potencias mundiales acaba de empezar.

 

Y tú Russian Lover, ¿que piensas de toda esta estrategia comercial y geopolítica?

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest